Coleccionista de cursos, profesional de nada

Coleccionista de cursos, profesional de nada

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Negocio canino
Época nueva…
Cursos nuevos.
 
¿Verdad, ?
 
Típico.
 
No llevamos ni la mitad de 2020 y eres consciente de que sigues con el firme propósito de convertir este año en el año en el que lances por fin tu negocio canino y puedas convertirte en un profesional capaz de vivir de su pasión por los perros.
 
Con ese objetivo en mente, ¿qué haces?
 
Comprar cursos y asistir a seminarios como si no hubiera un mañana.
 
Porque sientes que necesitas cubrir tus lagunas de conocimientos técnicos, profesionales, en esta especialización o en la otra, en la última moda o neologismo de tu nicho dentro del sector canino.
 
De hecho, ya llevas tiempo así: comprando y asistiendo a todas las formaciones que aparecen en tu camino y crees que pueden servirte para algo.
 
Un curso sobre comportamiento por aquí…
 
Un curso sobre peluquería por allá…
 
Una formación sobre rescate…
 
Otra sobre olfato…
 
Por si acaso, otro cursito sobre habilidades…
 
Y suma y sigue.
 
Con tu biblioteca de cursos a reventar, entras en faena.
 
Repasas un poco de uno.
 
Luego pones en práctica otro poco de otro.
 
Vuelves al primero.
 
Saltas al cuarto.
 
Por el camino te encuentras un curso con lo último de lo último que… ¡cómo no vas a hacer!
 
¿Sabes lo que te espera con esta forma de actuar, ?
 
Que te plantas en junio, con la mitad del año consumido y te das cuenta de que no has progresado como pretendías e imaginabas. Es más: no has progresado nada.
 
Y lo que es peor:
 
El reloj lleva 6 meses parado en tu negocio y en tu objetivo de emprender y vivir de tu pasión por los perros.
 
Te has convertido en coleccionista de cursos… pero emprendedor en nada. Y lo que es peor… coleccionista de cursos, pero profesional de nada (o de nadie)…
 
Esta es la triste realidad de muchos emprendedores en el sector canino.
 
La mayoría acaban tirando la toalla porque se ven saturados de información que no saben cómo llevar a la práctica.
 
Y tú no te lo puedes permitir, .
 
Porque la vida que sueñas te está esperando y estás decidido a conseguirla.
 
Hay un camino más sencillo, rápido, seguro y efectivo.
 
Pero requiere un cambio de chip.
 
Una mentalidad un poco más minimalista.
 
En lugar de picotear como un pato todos los seminarios, cursos y formaciones gratuitas y de pago que caen en tus manos, selecciona.
 
Establece tu prioridad.
 
Y sobre ella, elige a una única persona que te inspire confianza y sepas que puede ayudarte a avanzar hacia tus objetivos.
 
Y céntrate en ella, en sus enseñanzas y en su dirección.
 
Ahora bien…
 
Si quieres establecer tu prioridad, primero debes saber cuál es tu prioridad.
 
Tu prioridad NO es otra especialidad más.
Tampoco en aprender una nueva técnica.
Tu prioridad está donde eres irremplazable:
 
En el diseño de tu oferta.
 
En conocer a tu cliente ideal mejor que la palma de tu mano.
 
En hablar con tus potenciales clientes para saber qué quieren realmente, en qué puedes ayudarles con lo que ya sabes
 
En diseñar tu estrategia de negocio como profesional del sector canino…
 
Eso son prioridades.
 
Pelearte con más cursitos, talleres, formaciones y seminarios, NO.
 
Volviendo al síndrome de diógenes de cursos, , reflexiona sobre ello, y piensa:
 
¿Tiendes a coleccionar formaciones?
 
¿Cuántos cursos has empezado y no has terminado, de verdad?
 
¿De qué te han servido los que has acabado? (Si es que has finalizado alguno…).


Y la pregunta más demoledora…

¿Cuántos clientes te han traído cada uno de esos cursos con títulos tan brillantes?

Veamos si debo entregarte la medalla de oro al mayor coleccionista de formaciones inútiles e irrelevantes para emprender un negocio canino…

¿Es un mensaje duro el que te estoy dirigiendo hoy?

Quizá sí… pero mucha más dura es la realidad a la que te enfrentas si no sales de esta rueda de hámster de coleccionismo de cursos en la que estás metido
1 fuerte abrazo,
Diego
PD. , recuerdo cuando empecé mi primer negocio dentro del sector canino. Y recuerdo la cantidad de tiempo que perdí por no poner el foco donde debía tenerlo. Yo también he perdido horas, días ¡y semanas! por culpa de una ansiedad por la formación.
También he comprado formaciones que, en la práctica, no me sirvieron para nada más que para generarme mucho ruido mental, confusión y frustración. 
Sé lo que significa ver con claridad un objetivo y no saber exactamente qué pasos seguir para conseguir llegar hasta él en el menor tiempo posible y con los mejores resultados posibles.
No quiero que te pase lo que a mí en mis orígenes ni que pierdas meses o años (y mucho dinero) en conseguir la libertad que deseas…  Por eso, quiero proponerte algo:
 
Reserva una sesión estratégica 1 a 1 conmigo o con uno de los consultores de mi equipo.
Por solo 97€, hablaremos contigo durante 45 minutos, analizaremos tu contexto y tus objetivos y te entregaremos una hoja de ruta 100% personalizada para ayudarte a conseguir tus metas en unos meses.
 
Si tu cabeza ahora mismo es un hervidero de ideas, pero te cuesta darles forma y definir los pasos necesarios para avanzar hacia tu objetivo, esta sesión también es para ti.
 
Si quieres dejar de perder tiempo y el dinero en formaciones y seminarios aquí y allá que te han llenado la mochila de conocimiento, pero no te han traído ni un solo cliente, si prefieres avanzar con la ayuda de un mentor que te oriente, te guíe y te acorte el camino en lugar de hacerlo todo por ti mismo, esta sesión es para ti.