Follow the leader, leader, leader…

Follow the leader, leader, leader…

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Negocio canino

Seguro que has escuchado la canción que te pongo como título…

Es la típica canción que se pone en las bodas y en la que todo el mundo hace el tonto siguiendo al líder.

La letra de la canción no dice nada, en realidad.

Pero es divertido bailarla.

Y no tener que decidir nada. Todo te lo dice la canción. Hasta la publicidad del grupo, la canta la gente: «I love Soca»…

No hagas esto en tu negocio.

No sigas a los gurús sin pensar en lo que estás haciendo.

Sin valores, sin porqués propios, un negocio dentro del sector canino no funciona.

Voy a retroceder un poco en el tiempo, hasta mis comienzos en este sector…

Mi confianza en ese momento estaba en coma profundo.

No creía en mí mismo, ni en que pudiera iniciar ningún negocio canino de éxito.

Me dediqué durante mucho tiempo a leer blogs y artículos siguiendo cada pelota brillante que pasaba por delante de mis ojos.

Seguí al líder del momento (a los líderes del momento, diría yo…).

Sin pensar en qué quería hacer yo.

Sin pensar en qué valor podría aportar con mi conocimiento.

Mi pregunta favorita de aquel entonces era: «¿Y si pruebo con esto?»

Vale, sí, seguir a alguien que te enseña no es malo.

Necesitas comenzar por algún lado.

Lo que sí tienes que hacer es encontrar un único mentor. Ese mentor que tiene la receta del pastel que quieres cocinar, pero sin olvidar que los ingredientes y el horno son tuyos.

Eso es lo que hice yo. Localicé a ese mentor, invertí en él una buena cantidad de mis ahorros y quemé las naves.


Céntrate en ser el mejor en cocinar esa receta.

Pero el mundo no necesita un nuevo clon de tu mentor.

Todos somos personas distintas, con diferentes habilidades y debilidades.

Con una voz diferente.

Podemos seguir a un líder, pero siempre pensando en si los pasos que te da se ajustan a tu ritmo en la vida.

No abandones nunca tu verdadero yo cuando montes tu proyecto canino.

No hagas un podcast porque se supone que debes hacer un podcast.

No tengas un canal de Youtube porque se supone que debes tenerlo, o una web, o hacerte unas tarjetas…


No trabajes 24 horas siete días a la semana porque si no no podrás tener jamás la vida que quieres. Porque lo que estás haciendo es destrozarla.

Si siempre sigues al líder, sin pensar en ti, en qué es lo que te mueve, en cómo conseguirlo y en si lo que pretendes es lo apropiado…

Si sigues al líder sin hacerte preguntas…

…solo serás uno más de los bailarines de una boda.

Y ya.

¿Quieres que te hable de cuáles son mis recetas y miramos si se ajustan a tus planes?
¿Te gustaría saber cómo pueden ayudarte los aceites esenciales o una estrategia precisa para no dejar nada al azar o al «boca a boca»?

¿Te gustaría saber cómo, cuándo y dónde realizar cada acción?

Si quieres tener respuestas 100% personalizadas, mira cómo podemos ayudarte con tu proyecto canino

El plan B ya sabes cuál es: continuar bailando con el Follow the leader, leader, leader… de turno…

¿Nos vemos?

Un abrazo,
Diego F.