Pasear mucho no sirve para quitar el estrés a un perro

Pasear mucho no sirve para quitar el estrés a un perro

Es fácil que cuando alguien piensa cómo quitar el estrés a un perro en seguida se le ocurra ponerle a caminar. Pero no… pasear mucho no sirve para quitarle el estrés. El ejercicio, por sí solo, no lo reduce sin más. Sin embargo, te voy a contar cómo enriquecer los paseos para que verdaderamente sean de calidad y logren ayudar a un perro con estrés.

Por qué pasear mucho no sirve para quitar el estrés a un perro

Las ciudades las construimos humanos y son para humanos, no para perros. Esto hace que en ocasiones, los perros vivan en un medio, si no hostil, al menos, antinatural.

Cuando alguien nota que un perro tiene síntomas de estrés o de ansiedad, no falta quien recomiende que haga ejercicio. “Este perro necesita salir más”, “lo que necesita es correr, quemar energía”.

¿Sabes por qué no por mucho pasear se logra quitar el estrés a un perro?

Por norma general, los perros están aburridos en las ciudades. Eso es cierto. La mayoría hacen menos ejercicio del que deberían. También es cierto. Pero… no por hacer más y más ejercicio, lograremos reducir sus niveles de estrés.

En muchos casos me he encontrados con perros que podrían ser atletas profesionales. Sus dueños no paran de sacarlos a la calle, incluso salen a correr con ellos, salen al campo o practican agility y… sí… son perros que siguen mostrando índices de estrés crónico.

¿Y entonces qué hacer? ¿más ejercicio?

Pues a más ejercicio, mayor resistencia… ¿Crees que un corredor de maratón profesional se cansará un día porque salga a correr cinco minutos? Pues lo mismo puede llegar a pasar a un perro al que se le ha convertido en corredor profesional. Cada vez necesitará más tiempo y desgaste para llegar a su nivel de equilibrio.

Causas del estrés en perros

Realmente, cualquier estímulo puede causar estrés a un perro. El estrés es una respuesta automática que prepara al organismo para enfrentarse ante cualquier cambio del entorno. De modo que sí… el estrés en el perro no solo sirve para algo, sino que, además, es muy útil.

Puede aparecer porque el propio dueño esté estresado, porque tiene alguna de sus necesidades insatisfechas o por una educación inadecuada. También pueden aparecer indicadores de estrés en el perro tras situaciones que no haya sabido resolver, al aparecer estímulos que le dan miedo o que tiene asociados a malas experiencias, el exceso o defecto de estipulación física y mental y un larguísimo etcétera.

Síntomas del estrés en perros

Puedes fijarte en muchos indicadores del estrés en los perros, pero te quiero mostrar 18 que nunca fallan, son fáciles de observar y que te pueden dar una información interesante del estado del perro:

  1. Jadeos fuertes, rápidos y profundos: son normales en los perros cuando han estado haciendo ejercicio o tienen calor, teniendo la lengua relajada. Cuando están estresados, sin haber hecho ejercicio, el perro puede jadear, presentando los labios retirados formando una gran mueca.
  2. Falta de concentración y atención: hace que el perro no responda a órdenes o indicaciones que conoce bien. Puede que sea por despiste, pero también, según el contexto, puede estar provocada por estrés.
  3. Almohadillas sudorosas. De igual forma que el sudor de manos en las personas, a los perros les sudan las almohadillas en situaciones de estrés.
  4. Bostezar es un síntoma de estrés muy común y fiable. A menos que tenga sueño, bostezar significa estrés. Los bostezos, además, tienden a ser más intensos de lo normal.
  5. Mayor frecuencia al orinar y defecar o en lugares donde no suele hacerlo, por ejemplo, dentro de casa. Cuando el organismo está sometido a estrés, fuerza la evacuación de fluidos, por eso siente una necesidad imperiosa de orinar y defecar, y lo hará dentro de casa si no tiene más remedio.
  6. Vómitos y diarrea. El estrés causa estragos en el cerebro y el cuerpo y, normalmente, el sistema digestivo es el primero que reacciona. Puede haber muchos motivos para tener vómitos o diarrea, pero si no tiene que ver con problemas veterinarios, es un indicador fiable de estrés.
  7. Estirarse es normal si se despierta de una siesta, pero si se encuentra en una situación que percibe como estresante, quizás esté mostrando su nivel de estrés.
  8. Sacudirse como si saliera del agua. Los perros con estrés hacen este gesto como queriéndose “quitar de encima el estrés”. Es una manera de desentumecer los músculos tensos.
  9. Confusión. Un perro angustiado puede actuar de manera extraña y confusa. Si observas que tiene comportamientos de este tipo, pueden ser indicadores de estrés.
  10. Automutilación. Comportamientos como morderse la cola, una almohadilla, el costado… Puede haber muchas causas para este tipo de comportamientos, pero uno de ellos es el nivel de estrés.
  11. Acicalamiento excesivo. Lamerse de manera excesiva una zona específica puede estar provocado por una lesión, pero también por un trastorno compulsivo originado por situaciones de estrés.
  12. Dormir demasiado, si no se trata de un perro especialmente perezoso, puede ser un síntoma de estrés crónico.
  13. Trastornos cutáneos. En muchos casos la aparición de enrojecimientos, alergias, eczemas, etc. remiten cuando también remiten situaciones de estrés en el perro, por lo que, junto con el tratamiento veterinario de estas afecciones, se ha de considerar el nivel de estrés del perro que las sufre.
  14. Sed excesiva. Si un perro bebe más de lo normal, puede sufrir una enfermedad (como la diabetes), pero también puede estar haciendo un comportamiento de desplazamiento para aliviar el estrés, redirigiendo una frustración o un comportamiento compulsivo.
  15. Comportamientos compulsivos, como pueden ser el ladrido excesivo, escarbar, o persiguirse y cazar su cola. En general, son comportamientos que el perro utiliza para mantener el estrés a raya. Si se realizan durante mucho tiempo y sin causa aparente, el estrés podría ser su causa.
  16. Hiperreactividad. Un perro con hiperreactividad no se puede relajar. Siempre presta atención a cualquier cambio del entorno. Puede que tenga que ver con su raza o genética, pero también puede ser un síntoma de estrés.
  17. Rigidez. Al estar estresado y excitado, los músculos se pueden agarrotar, dando lugar a un movimiento tieso.
  18. Temblor. Muchos perros con temblor excesivo tiemblan. Si en el contexto no interviene el frío.

¿Reconoces estos síntomas en algún perro?

En ese caso, y si no es una manifestación puntual, sino mantenida en el tiempo, puedes ponerte manos a la obra. Conseguir quitar el estrés a un perro no es tarea fácil, y se complica más si no se interviene a tiempo.

Pit stop anti estrés en perros durante el paseo

Te ofrezco una idea sencilla de implementar para trabajar el estrés del perro. El Pit-stop durante el paseo.

¿Sabes qué es un Pit stop?

En las carreras de Fórmula 1, un Pit Stop es una para en boxes para hacer reparaciones, cambiar los neumáticos al coche… Se produce una o varias veces durante la carrera y suelen ser muy breves. Durante un tiempo fui muy aficionado a ver las carreras de F1 y me sorprendía la rapidez de los mecánicos en hacer todo tipo de intervenciones en el coche. En a penas dos o tres segundos, cambio de neumáticos, reparaciones, ajustes mecánicos… una pasada.

¿Qué tiene que ver esto con el estrés y los paseos del perro?

Pues nada… o todo… según se mire. ¿Piensas en un perro con estrés? ¿Ese perro manifiesta su estrés durante el paseo? Es decir, tira de la correa, ladra compasivamente a otros perros o a las personas, se asusta con los ruidos de la ciudad, presenta alguno de los indicadores de estrés que te he dicho durante el paseo… Si es así, esta idea te puede interesar.

Si el perro manifiesta su estrés durante el paseo, la solución para su estrés no va ser nunca pasear durante más tiempo. ¿No te parece lógico?

En lugar de aumentar el tiempo de paseo del perro, ¿por qué no intentar mejorar la calidad?

Esta es la idea del Pit stop. Una pequeña parada cada cierto tiempo en el paseo. Parar, ¿para qué?

Parar para enriquecer el paseo. El sentido más desarrollado del perro es el olfato y, muchas veces es el menos utilizado en el día a día de su vida. Durante el Pit stop la idea es que se ofrezca al perro una actividad relacionada con su olfato. Un juego de búsqueda. Nada tan sencillo, pero a la vez, nada tan eficaz.

Bastan cinco minutos de juego para este Pit stop. No hacen falta más. Dependiendo del tiempo total del paseo y del estado de estrés del perro, podrás repetir varias veces el Pit stop. Eso sí… siempre cinco minutos. No conviene hacer que el perro se aburra.

¿Qué hago en el pit Stop para quitar el estrés a un perro?

Lo primero, escoger bien el lugar. Tiene que ser un lugar tranquilo y controlado. El perro y el dueño han de estar relajados y tranquilos. Hay que evitar, por tanto, lugares por los que pasen muchas personas, otros perros o tráfico. El lugar ha de ser seguro y, en la medida de lo posible, retirado.

En este tiempo, es conveniente que el perro pueda buscar libremente. Si utilizas la correa, es necesario que en los Pit stop sea el perro quien guía el paseo. Déjale buscar, síguele, no tires de la correa ni apliques tensión.

Terminada la búsqueda, se continúa el paseo.

Para ofrecer un juego de olfato a tu perro puedes utilizar dos opciones: comida o aceites esenciales.

¿Cómo utilizo la comida en el Pit stop antiestrés?

Es de lo más sencillo. El dueño deberá llevar algo apetecible para el perro, que no suela comer y cortado en trozos pequeños. Como de un dado de jugar al parchís como máximo. Puede ser jamón, bacon, panceta… algo realmente apetecible y poco frecuente.

Cuando esté en su lugar de Pit stop deberá tirar varios trozos separados entre sí y sin que el perro los vea. De este modo, trabajará su olfato y no su vista. Mientras busca los primeros, podrá ir lanzando los siguientes, sin que el perro sepa donde cayeron. Es importante favorecer la búsqueda por el olfato y no por la vista. Si no, la para en boxes no habrá servido para nada.

¿Y cómo usar aceites esenciales en el Pit stop?

Es un poco más complejo que lo anterior. Para utilizar aceites esenciales, antes habrás tenido que enseñar a tu perro a buscar ese aceite esencial en concreto. Te recomiendo entrenar a tu perro a buscar algún aceite esencial beneficioso para el estrés. Puedes utilizar el común aceite esencial de Lavanda, o algún otro como el aceite esencial de Albahaca o el de Palo de Rosa. Si te interesa conocer bien qué efectos tienen estos aceites esenciales para reducir estrés crónico, puedes echar un vistazo a este libro.

Es posible que ya conozcas cómo entrenar a un perro a buscar un olor de referencia. Básicamente, y resumiendo mucho, puedes utilizar tres recipientes iguales en casa. En uno de ellos, colocas un algodón impregnado en el olor que quieres utilizar para buscar. En los otros dos, nada. Cada vez que el perro introduzca la nariz en el que tiene el olor de referencia, le premiarías con un premio. Con este entrenamiento, el perro empezará a buscar este olor para recibir su premio.

¿Por qué es mejor utilizar aceites esenciales que comida en el Pit stop?

Si al final también recibe premio al encontrar el aceite esencial, ¿por qué no utilizar solo comida?

La respuesta es sencilla. Buscando el aceite esencial estamos obligando, en cierta medida, a que el perro huela ese aceite. Los aceites esenciales tienen un enorme poder relajante por vía olfativa. Si en el Pit stop del paseo le ponemos a utilizar su olfato y, además, lo utiliza oliendo algo que le relaja, la parada será más que completa. Fomentaremos la búsqueda, le haremos trabajar con la nariz y, además, aprovecharemos los beneficios del aceite esencial.

Fotografía: pixabay.com

 

 

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Hola Diego,

    Me ha encantado el artículo porque este problema es muy común entre los propietarios de perros. Muchos clientes nuestros nos comentan que salen a pasear varias veces al día y bastante tiempo y el perro sigue muy activo o nervioso. Creo es fundamental que se conozcan estas pequeñas pero buenas técnicas para que la calidad del paseo sea mejor y aporte gasto de energía psicológico y no tanto físico. Saludos

    1. Hola, Jose.

      Has dado en el clavo! El desafío es el ofrecer al perro un desafío tanto físico, como psicológico. El paseo puede ser un contexto fantástico para los dos.

      Muchas gracias por tu comentario.

      1. Holà Diego no sé que hacer con mi perrita es un Toy poddle (caniche Pequeña) tiene 7 años y la mal eduque! Ladra muchísimo cuando llegan los vecinos de al lado y cuando tocan mi timbre incluso cuando suena mi celular. Algún consejo.
        Gracias de antemano
        Att: Osiris de Montréal Canada

        1. Hola, Osiris.
          Te recomiendo que un profesional del comportamiento canino pueda darte unas pautas para ir corrigiendo ese comportamiento.
          Seguro que la solución está más cerca de lo que imaginas.
          Si lo necesitas, escríbeme por privado y puedo hacerte alguna recomendación
          Un saludo!

  2. Hola diego, mi perro tiene 8 anos y vivió conmigo y mi pareja todo ese tiempo, hace un ano me separe y bonzo (el perro) se vino a vivir conmigo, nos mudamos a un departamento de dos ambientes con balcón, cuando siempre vivió en una casa con jardín, nunca le gusto quedarse solo en la casa, siempre que salíamos a trabajar o los sábados por la noche a comer algo ladraba como loco, y ahora es peor, cuando voy a trabajar o salgo a hacer compras ladra y llora y llego a tirarse del balcón (planta baja) pasando por las rejas y lastimarse, no se escapa, no se va, se queda esperando en la cuadra del edificio, quiere volver a entrar. me tiene tan mal que pensé en darlo en adopcion a una familia con campo, pero nose si es la solución, te agradecería si me decís que puedo hacer. creo que lo mejor es que se quede conmigo y bajarle el stres. gracias y saludos

    1. Hola, Verónica
      Lo que cuentas es muy habitual. Los cambios de entornos y de rutinas pueden generar situaciones como la que describes.
      Puedes echar un vistazo a este artículo: http://www.terapeutadeperros.com/modificacion-de-conducta-en-perros-con-aceites-esenciales/ En él cuento por qué utilizar aceites esenciales es tan bueno para situaciones como esta.
      No obstante, por lo que describes, puede ser un problema de ansiedad por separación. Quizás te merecería la pena que algún adiestrador o educador canino profesional de tu zona pudiese ayudaros con algunas pautas de comportamiento que refuercen el trabajo que puedes hacer con los aceites esenciales.
      Espero que todo vaya súperbien!

  3. hola tengo a aley es un Beagle de 9 años.a los 2 se intoxico y recibió vitaminas k.eso fue traumático.el es muy ansioso y el ritmo de nuestra vida es muy agitado también.Lei las características del estrés y ahora esta con una afección cutanea.tiembla constantemente .no sé qué hacer?? gracias por recibir mi mensaje

    1. Hola, Sandra
      Habría que hacer una valoración más profunda de tu caso para poderte dar alguna orientación. Te recomiendo que acudas a un especialista en tu zona que pueda valorarlo de manera concienzuda, ok?
      Un saludo

  4. Hola Diego,Mi cachorro bodegero de 3.5 meses le ha dado por saltar a morderme tanto a las piernas que agarra con las dos manos para morderla o salta hasta arriba para cogerme el sueter para morderme y ademas gruñe a la vez, Es como si me atacara, Podría ser estress porque no le presto atención en ciertos momenttos??? Ademas con la comida se vuelve como loco , SOlo hace que saltar como un loco al armario y a mi , y si no le das la comida intenta morderme, Gracias, Estoy desesperada, Es mi primer perro

    1. Prueba a poner en práctica las pautas de este artículo a diario. Quizá notes cambios… 😉
      Un saludo!

Deja un comentario

Descarga la guía GRATIS

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí

¿quieres que te avise?

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí

Descarga el eBook GRATIS

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí