Puedes convertirte en gato montés en tu negocio canino

Puedes convertirte en gato montés en tu negocio canino

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Negocio canino
Una manada de gorrinos despavoridos salió de repente de aquella caseta.
¡Menudo susto!
Aquella estampida repentina les dejó paralizados y pensaron que morirían víctimas de un atropello porcino.
Eran unos cerditos bien hermosos y corrían como demonios.
Pero…
¿Qué había pasado? ¿Por qué se produjo una estampida así?
Después de recuperarse, decidieron indagar sobre los motivos.
En la parte trasera de la caseta había un hueco a una altura de metro y medio, más o menos.
Era un hueco pequeño, del tamaño de un par de ladrillos colocados uno encima del otro.
Miraron a través de él y pudieron ver cómo dentro de la caseta había un gato montés; es decir, un gato salvaje.
Ese fue el motivo de la estampida gorrinil: el gato se había colado por el hueco trasero de la caseta y los bichos salieron tarifando de allí.
¿Y qué hacía ahí el gato?
Se estaba comiendo el pienso que los gorrinos tenían en el comedero de la caseta.
Era imposible que se lo comiera todo, pero allí estaba el tío, con la caseta totalmente despejada y sin ningún cerdito que le importunase mientras se daba el festín.
¡Ese gato tenía talento, ya lo creo!
Desde lo alto de una encina próxima a la caseta de cerdos, estuvo meses observado sus costumbres.
Observó también que un humano entraba todos los días en la pocilga con un saco enorme.
Cuando el humano aparecía con su saco, los cerdos, que estaban desperdigados por toda la enorme dehesa, empezaban a congregarse alrededor de la caseta.
Se mostraban muy inquietos y ansiosos, porque querían entrar cuanto antes.
El gato conocía, palmo a palmo, el exterior de la pocilga y, por supuesto, le había parecido muy interesante aquel hueco trasero.
En alguna ocasión se atrevió a entrar por el hueco cuando la caseta estaba vacía, pero no encontró nada de su interés.
La clave estaba en el contenido del saco.
Eso atraía a los cerdos.
Solo había una forma de saber qué había dentro: entrar casi al mismo tiempo que ellos.
¡Había que arriesgarse!
Y lo hizo.
No solo eso.
Inventó un maullido único para espantar a los cerditos.
Ese gato era un verdadero emprendedor.
¿Cuántos gatos como él habría en tantas otras dehesas que desconocían la oportunidad que brindaba la presencia de cerditos cerca?
Ninguno.
Era un caso único.

Había detectado una oportunidad, desarrolló una solución y aplicó un método propio único y diferente que le permitía conseguir sus objetivos.

 

Esa es la esencia del emprendedor dentro del sector canino y la oferta única de valor.
Si el gato pudiese comunicarse con sus congéneres de otras dehesas, podría ilustrarles sobre su método.
Y él podría haberse beneficiado de eso a cambio de algunas tórtolas desplumadas que los otros gatos, como agradecimiento, le hubiesen entregado.
El gato podría transformar su talento en un activo rentable.

Lo mismo que puedes hacer tú, .
Tú, aunque no lo creas, tienes una oferta única de valor.
Lo que ocurre es que aún no la has descubierto.

Y posiblemente te has despistado por culpa de los cientos de objetivos brillantes que pululan por la red.

O te has infoxicado, leyendo artículos, viendo tutoriales y persiguiendo las últimas técnicas de todo tipo que se anuncian aquí y allá cada día en internet.

O quizá has intentado hacer lo que hacen otros… pero sin analizar en profundidad tu contexto ni adaptar las soluciones a tu propia situación y audiencia.

Así que estás como el resto de los gatos: sin saber cómo aprovechar de forma efectiva y eficiente las oportunidades que tienes delante de ti.

Todavía no has desarrollado esa oferta de valor única que necesitas para lanzar con éxito tu proyecto dentro del sector canino.
¿Quieres encontrarla?
¿Quieres saber cómo transformarla en algo rentable?
¿Y cómo convertirla en la llave que abra por fin la puerta que te dé acceso a la vida que tanto deseas?
Si la respuesta es sí, pero tienes dudas sobre cómo empezar y cuáles son los pasos que debes seguir para construir un verdadero negocio canino, reserva una sesión estratégica 1 a 1 conmigo o con uno de los consultores de mi equipo.
Por solo 97€, hablaremos contigo durante 45 minutos, analizaremos tu contexto y tus objetivos y te entregaremos una hoja de ruta 100% personalizada para ayudarte a conseguir tus metas en unos meses.
Esta puede ser la mejor inversión que hayas hecho en 2020.
Si tu cabeza ahora mismo es un hervidero de ideas, pero te cuesta darles forma y definir los pasos necesarios para avanzar hacia tu objetivo, esta sesión también es para ti.
Si quieres dejar de perder tiempo leyendo contenidos o asistiendo a cursos y seminarios aquí y allá que prometen ayuda pero en realidad te dejan como estabas y prefieres avanzar con la ayuda de un mentor que te oriente, te guíe y te acorte el camino en lugar de hacerlo todo por ti mismo, esta sesión es para ti.
Vamos a despejar tus dudas y a darte la claridad que necesitas para que el siguiente trimestre sea TU trimestre.
¿Qué te parece, ?

 

1 fuerte abrazo,
Diego F