Tratar un perro como a un Chihuahua es otra forma de maltratarlo

Tratar un perro como a un Chihuahua es otra forma de maltratarlo

Si convives con un Chihuahua y has caído aquí, te pido disculpas por adelantado. Voy a hablar de lo que llamo el “efecto Chihuahua”. Quizás no sea de los que trate como tu perro como a un Chihuahua, aunque lo sea, o quizás sí… ¿quién sabe? El caso es que, pasadas ya unas semanas desde las Navidades, con unos cuantos hogares agraciados con la aplicación de la familia con un nuevo inquilino, esta vez de cuatro patas, es posible que se multiplique este efecto.

En qué consiste el «efecto Chihuahua»

Algún día seremos capaces de elegir un cachorro con criterio, y no rápidamente, para utilizarlo como un regalo, pero este es otro tema que da para otro artículo.
¿Has visto alguna vez en la tele a esa artista o famosa que tiene un pequeño Chihuahua que viste con trajecitos de marca, con brillantes, que lo lleva a todos los sitios en un bolso, que lo trata como a un pequeño peluche? ¿Y de esas situaciones en las que se habla al perro, como si se estuviese manteniendo una conversación completaEso es el efecto Chihuahua y consiste en tratar a un perro como a un muñeco. Se trata de desnaturalizar al perro, se trata de tratarlo como no es. Se trata de utilizarlo (permítaseme la expresión) para suplir mis carencias humanas dando un cariño desmedido, sin estructura y a destiempo a un ser vivo que, o bien no lo necesita en esas cantidades, o bien en esa forma.
Es decir, olvidarnos de que el perro, sea de la raza que sea, es un perro. Y que, por el mero hecho de ser perro, tiene unas necesidades. Esas necesidades son SUS necesidades y, en ocasiones, no coinciden con lo que, al parecer, nos gustaría que fueran sus necesidades. Por eso, este comportamiento tan… glamouroso y, desde luego, lejano al conocimiento del perro es lo que llamo el efecto Chihuahua.
En ocasiones, cuando a alguien que viven en el «efecto Chihuahua» le recuerdo que su perro es un perro, se ofende.» ¿Cómo puedes decir que es un perro»?». Siempre me pregunto qué experiencia de lo que es un perro tendrán para no querer entender que lo son. Siempre he considerado a los perros como seres maravillosos, capaces de todo por ti. Lo dan absolutamente todo por nada. ¿Acaso un perro no es una criatura fantástica? ¿Por qué, entonces, tratarle como a lo que es es tan horroroso?

¿Qué es un «perro normal»?

Un perro normal:
  • Muerde.
  • No sabe el lugar destinado a hacer sus necesidades.
  • No viene si hay algo más interesante en el ambiente.
  • Reacciona ante el medio con miedo, pues el miedo es una reacción adaptativa que le permite permanecer a salvo.
  • Guardan recursos.
  • Ladran.
  • Cavan.
  • Persiguen ardillas y gatos, ciclistas y cualquier otra cosa que se mueva rápido.
  • Roban comida.
  • Matan animales pequeños.
  • Tiran de la correa.
  • Corren tanto como pueden, se lleven lo que se lleven por delante, sea material, o sea humano.
  • Lo huelen todo, hasta lo más imprudente…
  • Les encanta comer caca.
  • Rompen las bolsas de las basuras.
  • Les encante rebozarse y restregarse en animales muertos y en caca.
  • No les gustan todos los perros que se encuentran.
  • Tampoco les gustan que les besen y abracen cualquier persona en cualquier situación.
  • No les gustan que les cepillen ni aseen según en qué momentos.
  • No les gusta llevar vestidos.
Qué lejos parece estar este perro normal del “perro de efecto Chihuahua”, ¿verdad? Es fácil que alguno de tus clientes, si se lo presentas de esta manera tan cruda, te mire raro. ¿Estás diciendo que mi perrito es así? Pues… sí… lo siento… tu perro no es un peluche. Es un animal que comparte más características con esta descripción que con la de un juguete.
Es una lástima que haya tanta intoxicación con el mundo del perro, tanta mala costumbre, tanta falta de cultura.
… y es que, si un «perro normal” es como se describe, ¿Cómo es un cliente normal?

A perros «normales», dueños «normales»

Según el mismo artículo, un cliente normal sería del siguiente modo:
  • No llevan a su perro a clase, ni se preocupan por su educación.
  • No lo socializan de manera adecuada cuando es cachorro, ni cuando es adulto.
  • La estimulación física y mental del perro no es prioridad, de hecho, ni siquiera puede que sepan que existe.
  • No dedica tiempo a enseñarle normas de comportamiento.
  • Solo se centra en las malas conductas e ignora las buenas.
  • No enseña nada, pero riñe por lo que no ha hecho.
  • Creen que el perro sabe por ciencia infusa lo que está bien y lo que está mal.
Seguro que todos nos hemos encontrado con excepciones. Afortunadamente. Pero, si te dedicas profesionalmente al mundo del perro, estarás conmigo en que estos otros casos abundan. Afortunadamente, también encontramos personas con ganas de aprender a tratar a su perro como perro.

El efecto Chihuahua como forma de maltrato

Y es que, en el fondo, tratar a un perro como a un muñeco, en este paradigma del perro Chihuahua, es, permítaseme la licencia, otra forma de maltrato. Suena duro, lo sé, pero estoy convencido de que es así. Retirarle su naturaleza, castigarle sin sentido, no dejarle ser lo que es… ¿te imaginas llegar a un sitio en el que no te dejan ser persona? Te obligan a no ver nada, te tratan de una manera que no comprendes, te piden que tengas comportamientos que no son naturales para ti… ¿Estarías a gusto?
Es normal, por tanto, que tantos perros hoy sufran cuadros de ansiedad, de estrés, de agresividad Están en un mundo que no comprenden, y están obligados a vivir de una manera que no entienden. Les estamos haciendo ser lo que no son. Les estamos obligando a comportarse como no son. Es frecuente, por tanto, que los Chihuahua presenten unos problemas muy característicos, típicos de su raza, como bien definen en su artículo mis amigos de adiestcan
Estamos obligados a entendernos. Es cierto que nuestra sociedad, nuestras ciudades, nuestro ritmo de vida es ya, de por si, un ambiente lejano al mundo natural de los perros. Tratemos de hacerles la vida fácil respetando lo que son: perros.
[bctt tweet=»No se puede respetar lo que no se conoce» username=»naturtrainer»]
Aprendamos de su comportamiento, de su comunicación, de su “cultura” para poder ofrecerles una vida sana. Es posible. Es más, es sencillo. Basta con respetar al perro. Respetar su naturaleza. No se puede respetar lo que no se conoce, por eso es importante dar a conocer cómo es un perro, su estructura mental, su modo de comportarse, su comunicación, sus conductas… Solo desde el conocimiento podrá aparecer el respeto.

¿Me ayudas a acabar con el «efecto Chihuahua»?

Desde luego que llegan a las protectoras de abandonos y maltratos físicos son clamorosos. Desde luego que es así. Pero ¿no te parece que este “efecto Chihuahua” también es un caso de maltrato? Es un maltrato más sutil, más silencioso, más tolerado socialmente, incluso valorado… en el fondo, es un maltrato que da más dinero a la industria…
Te pediría que acabáramos con él. Que hagamos conscientes a todos los que convivan con un perro que, su primera obligación es cuidarlo y satisfacer las necesidades que tiene como perro. Y esas no pasan por los abracitos, los vestiditos, los collares de perlas, los caprichitos…
Sus necesidades son otras y son las que hay que satisfacer. Solo así tendremos perros más equilibrados, más sanos, más estables emocionalmente, más civilizados…
¿Me ayudas a acabar con el “efecto Chihuahua”?

Fotografía: pixabay.com

Descarga la guía GRATIS

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí

¿quieres que te avise?

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí

Descarga el eBook GRATIS

Responsable: Diego Fernández Requejo, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing de Active Campaign. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puede consultar nuestras políticas de privacidad aquí